¿En qué nos afectaría la fusión entre ChemChina y Syngenta?

Imagen:
Michael Shaheen

La empresa estatal ChemChina ha ofrecido a Syngenta 43.000 millones de dólares en efectivo para una supuesta fusión. Esto supondría la creación de la mayor empresa de agroquímicos y semillas a nivel mundial (más información en la noticia al pie).

Esta fusión reduciría aún más el número de jugadores a nivel mundial a la hora de tomar decisiones sobre nuestro suministro alimentario, lo cual tiene profundas implicaciones para el papel de productores y consumidores. Wenonah Hunter, de Food and Water Watch, analiza brevemente las posibles consecuencias, y hace un llamamiento a las autoridades antimonopolio gubernamentales a detener esta fusión.

Título: 
La Fusión de Syngenta debe ser Bloqueada
Origen: 
Food and Water Watch
Autor/a: 
Wenonah Hauter
Fecha: 
Miércoles, 3 Febrero, 2016

Declaración de Wenonah Hauter, Directora Ejecutiva, Food & Water Watch

Washington, D.C. - "La adqusición propuesta por China National Chemical Corporation de la empresa agroquímica suiza Syngenta aceleraría la hiper-consolidación del mercado semillero y agroquímico global. Este movimiento de la empresa estatal ChemChina sigue de cerca a la megafusión del año pasado entre DuPont y Dow Chemical - un acuerdo que haría que tan sólo tres empresas controlasen más de tres cuartos del mercado de semilla de maíz y un 80 por ciento de la semilla de soja de América. El acuerdo de hoy hace empequeñecer la adquisición en 2013 por parte del Grupo WH de la empresa que fue anteriormente propiedad del gobierno estadounidense, Smithfield. El Departamento de Justicia y las autoridades antimonopolio de los gobiernos de todo el mundo deben actuar para bloquear estas megafusiones semilleras.

"La rápida concentración de poder económico y patentes sobre las semillas en manos de un número muy pequeño y cada vez menor de gigantes del agronegocio global perjudica a agricultores y consumidores de todo el mundo. Los agricultores se verán indudablemente obligados a pagar más por una selección más reducida de opciones, controladas por este monopolio gargantuesco de la semilla. Las empresas utilizan las variedades patentadas de semilla - fundamentalmente cultivos transgénicos con sus correspondientes pesticidas y agroquímicos - para controlar no sólo la selección de lo que los agricultores cultivan, sino cómo lo hacen, qué productos químicos utilizan en sus explotaciones y cómo las gestionan.

"Las implicaciones de esta fusión se extienden a la cadena alimentaria, el medio ambiente y los consumidores. Existe una demanda creciente por parte de los consumidores de conocer qué es lo que comen, como se cultiva y cómo afectará a su comunidad. Megafusiones del agronegocio global como la que se propone entre ChemChina y Syngenta otorgan a una camarilla corporativa el dominio total de los agricultores y consumidores del mundo. Cuando menos empresas controlan cada vez más el mercado semillero y agroquímico, tanto agricultores como consumidores pierden."

###

Food & Water Watch defiende la alimentación saludable y el derecho al agua para todos. Nos enfrentamos a las grandes empresas que ponen los beneficios por delante de la gente, y defendemos una democracia que mejore la vida de las personas y protega nuestro medio.

Título: 
China desafía al dominio químico americano: contesta con ChemChina a la fusión de Dupont y Dow Chemical
Origen: 
Hispanidad
Autor/a: 
Andrés Velázquez
Fecha: 
Miércoles, 3 Febrero, 2016
  • Las estadounidenses crearon el mayor grupo químico del mundo, valorado en 130.000 millones de dólares.
  • Ahora, el gigante estatal asiático China National Chemical ofrece 40.000 millones, en efectivo, por la suiza Syngenta.
  • Hace un año, ya compró los fabricantes Pirelli (italiano) y Krauss Maffe (alemán), pero ahora se lanza a su mayor operación en el exterior.
  • El asalto a Syngenta no es el primero de la china y sigue al intento frustrado de Monsanto.

 

Dos meses después del anuncio de fusión de los dos gigantes químicos americanos Dupont y Dow Chemical, que da lugar al mayor grupo químico del mundo (DowDuPont), el siguiente gran paso en el sector lo da la compañía estatal China National Chemical (ChemChina) -un gigante, pero en Asia-, que ha presentado una oferta de compra por la compañía biotecnológica suiza Syngenta, con una importante cuota de negocio en EEUU.

Y la comprará, aunque no es una operación exenta de riesgos y tendrá que pasar el visto bueno de los reguladores. Por cierto, Monsanto ya intentó comprar Syngenta, aunque desistió en agosto de 2015, del mismo modo que hace un año la propia ChemChina (ofreció 2.000 millones menos que ahora). En fin, una prueba de que la reestructuración en el sector químico no ha terminado.

La propia dirección de la compañía, fuerte en pesticidas y semillas, ha señalado que “la oferta respeta los intereses de todas las partes y la recomienda unánimemente”. ChemChina valora la suiza en 43.000 millones de dólares (unos 39.815 millones de euros). El efecto en bolsa ha sido fulminante, con una subida superior al 6%.

Monsanto dio el puntapié inicial a la actual ola de consolidación. Después de un infructuoso cortejo de los inversionistas de Syngenta y de elevar la oferta a US$46.000 millones en efectivo y acciones, Monsanto abandonó el intento en agosto pasado. Muchos accionistas de la empresa suiza quedaron frustrados ante la brusca caída de las acciones de la compañía en medio del deterioro de la industria. Desde entonces, Syngenta ha revelado estar en conversaciones con múltiples empresas, dejando atrás su resistencia inicial a una venta.

La compra, en efectivo, es la mayor que se ha planteado hasta ahora en el exterior ChemChina, que ya compró hace un año el fabricante italiano de neumáticos Pirelli por 7.900 millones de dólares, el fabricante alemán de maquinaria Krauss Maffee, por 1.000 millones, y una participación del 12% en la compañía suiza de energía solar Mercuria.

ChemChina no cotiza en bolsa y en un caso singular de crecimiento a partir de las reformas del Gobierno chino en 2004. Según su página web su plantilla es de 140.000 trabajadores y en 2013 facturó 36.500 millones de dólares.

Compártelo: