Austria e Italia celebran las nuevas prohibiciones al cultivo de transgénicos

Imagen:
Philipp Oberhaidinger

Austria e Italia se suman a la ola de países que ha solicitado a la UE su exclusión de la comercialización de varios tipos de maíz transgénico.

(Imagen: Philipp Oberhaidinger)

Título: 
Austria e Italia celebran las nuevas prohibiciones al cultivo de transgénicos
Origen: 
Sustainable Pulse
Autor/a: 
Autor
Fecha: 
Jueves, 24 Septiembre, 2015

La ministra de Sanidad austriaca Sabine Oberhauser y una serie de ministros italianos han confirmado que ambos países solicitarán formalmente la exclusión del cultivo de las ocho variedades de maíz transgénico permitidas o pendientes de aprobación a nivel de la UE, con lo que pasarán a prohibir completamente el cultivo de transgénicos haciendo uso de la nueva Directiva de la UE.

"Austria ha hecho uso de las nuevas reglas de exclusión de la UE para la autorización de cultivos modificados genéticamente," declaraba Oberhauser el pasado miércoles. Además añadió que la solicitud de exclusión había sido enviada a la Comisión Europea a principios de esta semana.

Mientras tanto, el ministro italiano de Políticas Agrícolas, Alimentarias y Forestales, Maurizio Martina, junto con el ministro de Medio Ambiente, Gian Luca Galletti y la ministra de Sanidad Beatrice Lorenzin anunciaron que están preparando 8 cartas (una por cada variedad de maíz transgénico) que serán recibidas por la UE antes del 3 de octubre, con la solicitud de Italia de ser excluida del cultivo de estos transgénicos.

El lunes, Irlanda del Norte también se unió a esta ola masiva de naciones europeas que han decidido prohibir el cultivo de transgénicos acogiéndose a la nueva regulación de la UE aprobada a principios de 2015.

Irlanda del Norte y Lituania han seguido a Francia, que anunció su decisión la semana pasada, y tanto Grecia como Letonia están solicitando asimismo su exclusión. Alemania y Escocia también han dejado claro que seguirán el mismo camino.

El ministro de Agricultura alemán Christian Schmidt informó a las regiones alemanas en agosto de su intención de utilizar la nueva Directiva europea, aprobada en marzo, para prohibir el uso de cultivos transgénicos. Esto seguía a la declaración del gobierno escocés, a principios del mismo mes, de que harían lo mismo con la intención de proteger la imagen de Escocia como nación limpia y verde.

El anuncio alemán coincidió con la declaración de Carlo Leifert, Profesor de Agricultura Ecológica en la Universidad de Newcastle, quien dijo que cree firmemente que la prohibición impuesta por el gobierno escocés es correcta y que "probablemente supondrá beneficios comerciales significativos, al permitir que Escocia sea claramente reconocida como región libre de transgénicos".

Compártelo: