Barcelona prohibe el uso de glifosato en parques y jardines

Imagen:
Josep Bracons

Cada vez más Ayuntamientos limitan o prohiben el uso de herbicidas basados en glifosato por parte de los servicios de jardinería. El último y más importante ha sido el Ayuntamiento de Barcelona, que aprobó ayer una moción presentada por varias organizaciones: Som lo que Sembrem, Associació Salut i Agroecologia, Ecologistes en Acció, Col.lectiu Males Herbes, Comitè d’Empresa de Parcs i Jardins de Barcelona, Centre d’Anàlisi i Programes Sanitaris (CAPS) y Associació de Persones afectades per Productes Químics i Radiacions Ambientals (APQUIRA).

El Ayuntamiento de Barcelona elaborará un plan de reducción de productos fitosanitarios para el tratamiento de plagas y vegetación espontánea en los espacios verdes, implementando gradualmente la utilización de alternativas a estos.

Diversos estudios científicos relacionan los herbicidas basados en glifosato con distintos tipos de efectos adversos. Entre ellos, el que más ha preocupado recientemente a la población es el riesgo de provocar cáncer, reconocido el pasado marzo por el IARC (Organismo de investigación del cáncer de la Organización Mundial de la Salud). Más recientemente, la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) ha realizado una revisión de la bibliografía científica respecto al glifosato y considerado que es improbable que produzca cáncer. Sin embargo, los criterios seguidos para esta revisión resultaban claramente favorables a la industria y han sido ampliamente criticados por miembros de la comunidad científica (entre ellos miembros del propio IARC) así como por organizaciones sociales.

Compártelo: