Burkina Faso exige a Monsanto una indemnización de 84 millones de dólares por su algodón transgénico

Imagen:
CIFOR

Al igual que en India, el cultivo de algodón Bt está ocasionando problemas en Burkina Faso, pero por razones diferentes. En este caso, como comentábamos ya hace unos meses, el problema ha sido la pérdida de calidad a raíz de la introducción de los rasgos Bt, lo que ha conducido a la devaluación del algodón burkinés en el mercado internacional. Esto ha llevado a las empresas algodoneras a solicitar una compensación por parte de la empresa responsable (Monsanto), respecto a la cual aún no han llegado a un acuerdo.

Título: 
Burkina Faso exige a Monsanto una indemnización de 84 millones de dólares por su algodón transgénico
Origen: 
Reuters
Autor/a: 
Mathieu Bonkoungou
Fecha: 
Lunes, 4 Abril, 2016

La asociación algodonera de Burkina Faso ha exigido una indemnización de 48.300 millones de francos (84 millones de dólares) de la empresa semillera estadounidense Monsanto, alegando que la utilización de algodón transgénico ha conducido a una caída en la calidad de este, según declararon el pasado lunes miembros de la asociación.

El algodón es la segunda fuente de ingresos en este empobrecido país de África Occidental, después del oro.

En un esfuerzo por aumentar la producción, la Asociación Interprofesional del Algodón de Burkina (AICB) comenzó a introducir el rasgo Bollgard II de Monsanto en las variedades burkinesas de algodón en 2001, como protección contra las orugas.

Sin embargo, la AICB, que aúna a las tres principales empresas algodoneras del país y al sindicato nacional de agricultores del algodón (UNPCB), mantiene que este rasgo ha aumentado los niveles de fibras cortas en su algodón, reducido su valor en el mercado.

La asociación dice haberse reunido el mes pasado con representantes de Monsanto, pero las partes no consiguieron llegar a un acuerdo respecto a la cuantía de las indemnizaciones. También dice haber pedido a los agricultores que dejen de utilizar semilla transgénica hasta que la tecnología haya mejorado y se restituya la longitud de las fibras.

"Hemos ido de 39.200 millones (francos CSA) en pérdidas a 49.300 millones en una sola cosecha. Si seguimos así, el hoyo será cada vez más profundo," dijo Wilfried Yameogo, director general de SOFITEX, una de las empresas algodoneras que forman parte del AICB.

Según Monsanto, las variedades Bollgard II han aumentado su producción de forma constante desde su puesta en el mercado.

La empresa reconoció que se habían observado cambios recientes respecto a la longitud de las fibras, pero añadió que la calidad de las fibras se ve afectada tanto por la genética como por las condiciones ambientales.

"Esta variación existe en todas las variedades de algodón (convencionales o transgénicas), y es independiente del rasgo Bollgard II", dijo el portavoz de la empresa William Brenna en sus declaraciones para Reuters.

Añadió que Monsanto continuaría las negociaciones en Burkina Faso.

Yacouba Koura, vicepresidente de la UNPCB, afirmó que los agricultores deberían poder sustituir las variedades transgénicas por semillas de algodón convencional para la temporada 2016/17.

"No hay de qué preocuparse. Si hay semillas de algodón disponibles, los agricultores están formados y hay fertilizante de calidad, no hay problema", dijo.

(1 dólar = 575.600 francos CFA)

(Información adicional por Karl Plume en Chicago, redacción de Joe Bavier, edición de Leslie Adler)

Compártelo: