Comisario europeo admite que no se está evaluando adecuadamente el "efecto cóctel" de herbicidas

Imagen:
George Alexander Ishida

Se llama "efecto cóctel" a la combinación en nuestro organismo varias sustancias, en cantidades pequeñas pero durante períodos prolongados. Aunque su seguridad pueda haber sido evaluada por separado, nunca se analiza su efecto combinado. Dado que en nuestro día a día nos vemos expuestos a una gran cantidad de sustancias a la vez, puede que haya riesgos que no estén siendo evaluados correctamente. Más información sobre el efecto cóctel en el blog Libres de Contaminantes Hormonales.

Una de las vías por las que nos vemos expuestos a este "efecto cóctel" es la alimentación: la seguridad de los pesticidas se estudia por separado, pero nunca en combinación. En el caso de los cultivos transgénicos, aquellas variedades que inevitablemente van a ser cultivadas con ciertos agroquímicos (como es el caso de la soja tolerante a herbicidas, que necesariamente va a ser rociada con este) se analizan de forma separada a estos.

En el caso de las nuevas variedades tolerantes a varios herbicidas a la vez, los efectos de estos herbicidas podrían combinarse e incluso actuar de forma sinérgica (es decir, que el efecto combinado sea mayor que la suma de los efectos por separado). Esto fue lo que Testbiotech y GeneWatch UK señalaron en su carta al Comisario Europeo Vytenis Andriukaitis.

En su respuesta, Andriukaitis reconoce que el efecto cóctel podría suponer riesgos adicionales para la salud, pero alega que no existen métodos en la actualidad para evaluarlo adecuadamente.

¿No sería mejor, entonces, que no se autorizasen estos productos hasta que los métodos para evaluar sus efectos estén disponibles?

Título: 
La Comisión Europea admite que las mezclas tóxicas en la soja modificada genéticamente deben ser evaluadas
Origen: 
TestBiotech
Fecha: 
Martes, 19 Enero, 2016

En una carta a Testbiotech y Genewatch UK el Comisario de la UE Vytenis Andriukatis admite que "es cierto que la legislación debería considerar los efectos sinérgicos y acumulativos de los residuos de pesticidas". Al mismo tiempo, también afirma que aún no hay métodos disponibles para evaluar estos efectos para la salud. La carta de la Comisión fue escrita en respuesta a un llamamiento de las dos organizaciones para retirar la autorización de comercialización de soja modificada genéticamente para tolerar la aplicación de herbicidas. Estas plantas pueden ser tratadas con una combinación de herbicidas, como glifosato con dicamba o isoxaflutol.

Según un dossier toxicológico reciente, se cree que las mezclas de estos residuos podrían tener efectos adversos para la salud como genotoxicidad, toxicidad hepática o generación de tumores. Los consumidores y el ganado podrían estar expuestos a una combinación de estas sustancias que pueden encontrarse como residuos en productos de este tipo. Sin embargo, las autoridades europeas nunca han evaluado la toxicidad combinada de estos herbicidas. Los expertos de los Estados miembros ya han votado dos veces sobre esta solicitud, aunque no se ha alcanzado la mayoría cualificada. Ahora se espera que sea la Comisión Europea quien autorice su importación y uso en alimentación humana y animal.

Testbiotech y GeneWatch UK solicitan que se detenga la autorización. Tal y como explican en su respuesta a la Comisión Europea: "Si la Comisión Europea y la EFSA no son capaces de evaluar los efectos de estas mezclas sobre la salud porque no existen métodos adecuados, no puede otorgarse la autorización de comercialización. La regulación europea requiere que se cumplan los estándares más altos de protección de los consumidores y el medio ambiente. En el caso de las plantas modificadas genéticamente en cuestión debe aplicarse el principio de precaución y rechazarse la solicitud," escribe Cristoph Then como respuesta a la Comisión europea.

Testbiotech comienza hoy una petición online a Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, para detener la importación de esta soja a la Unión Europea. En este contexto, Testbiotech también espera obtener apoyo del Comité Medioambiental del Parlamento Europeo, que tratará este asunto el 21 de enero.

Compártelo: