Director ejecutivo de Bayer dice que no introducirán cultivos modificados genéticamente en Europa

Imagen:
El País

Hace unos días, el periódico alemán Süddeutsche Zeitung publicaba unas declaraciones de Werner Baumann, director ejecutivo de Bayer. En ellas, Baumann aseguraba que Bayer no intentará introducir cultivos modificados genéticamente en la Unión Europea, dado que acepta que su población no los quiere.

A continuación reproducimos algunas de estas declaraciones, según se recogían en The West Australian.

Título: 
Director ejecutivo de Bayer promete que no habrá cultivos modificados genéticamente de Monsanto en Europa
Origen: 
The West Australian
Autor/a: 
Fecha: 
Martes, 11 Octubre, 2016

La empresa química alemana Bayer declaró el pasado lunes que no introduciría cultivos modificados genéticamente en Europa tras la gigantesca adquisición del productor estadounidense de semillas y pesticidas Monsanto.

"No hemos adquirido Monsanto para introducir plantas modificadas genéticamente en Europa", declaraba el director ejecutivo Werner Baumann al periódico Süddeutsche Zeitung.

"Según algunas personas, para nosotros sería más fácil que para Monsanto, debido a nuestra mejor reputación," dijo Baumann, "pero no es nuestro plan".

"Si la sociedad europea no quiere semillas modificadas genéticamente, lo aceptamos, aunque no estemos de acuerdo en esencia," continuó.

La adquisición de Monsanto que planea Bayer, por un valor de 58.800 millones de euros (65.700 millones de dólares) es la mayor que jamás haya realizado una empresa alemana.

Es también una de las más controvertidas, gracias a las semillas transgénicas de Monsanto diseñadas para su uso con el pesticida glifosato - el cual ha llegado por sí mismo a los titulares por la preocupación de que esté relacionado con el cáncer.

Los grupos ecologistas, políticos de "los Verdes" y algunos agricultores abogan por bloquear este "matrimonio infernal" entre las dos empresas, desde que el acuerdo se hiciera definitivo en septiembre.

Baumann señaló al continente americano, donde "hace veinte años cuando todo esto era nuevo y no teníamos experiencia había razones justificables para ser escépticos,

pero a día de hoy las cosas son diferentes. No hay ninguna señal de que esta tecnología suponga un riesgo ambiental o no sea segura", continuó.

Baumann añadió que tenía confianza en que los reguladores estadounidenses y europeos aprobasen la unión, puesta en marcha como respuesta a la consolidación masiva en el sector agroquímico mundial.

Más allá de la controversia sobre los alimentos transgénicos y el glifosato, Bayer se enfrenta a un escrutinio exhaustivo debido a sus propios pesticidas, a los que se les achaca la contribución a la muerte masiva de abejas. Se enfrenta también a la terrible imagen pública de Monsanto, que se remonta a su papel como proveedor del defoliante llamado Agente Naranja que el ejército estadounidense utilizó durante la guerra de Vietnam.

Compártelo: