EEUU: La FDA corrige su evaluación del salmón transgénico

Imagen:
Ceridwen

Hace unos meses ya comentábamos parte de la problemática que las organizaciones ambientales plantearon en EEUU respecto a la autorización de un salmón transgénico, modificado genéticamente para (supuestamente) alcanzar de forma más rápida su peso de venta. Poco después supimos que su comercialización había sido bloqueada, al menos de forma temporal. Ahora, las organizaciones estadounidenses están intentando que esta autorización se revoque de forma definitiva, basándose en que la metodología seguida por la FDA para conceder el permiso de comercialización a la empresa Aquabounty no tiene la solidez científica que debería. 

Los comentarios a la agencia fueron enviados hace ya casi un año, y esta ha respondido muy recientemente, habiendo realizado modificaciones parciales (aunque no significativas) a los comentarios publicados en el momento de la autorización de este salmón transgénico.

Título: 
La FDA corrige datos equivocados sobre el salmón transgénico
Origen: 
Food & Water Watch
Autor/a: 
Fecha: 
Viernes, 8 Abril, 2016

La pasada noche del viernes la FDA publicó una versión "corregida" de sus documentos de aprobación del salmón transgénico, para eliminar parte de la información incorrecta que habían publicado inicialmente en lo referente a las tasas de crecimiento de este pez modificado genéticamente.

La corrección parcial, realizada como respuesta a las preguntas de Food & Water Watch, plantea nuevas preguntas sobre la independencia y rigor científico de la FDA - y sobre la base para su autorización del primer animal transgénico del mundo destinado a consumo humano, un pez que no parece ser capaz de hacer lo que se supone que hace - crecer rápido.

Cuando la FDA autorizó el salmón transgénico el pasado noviembre, gritó a los cuatro vientos que este pez era capaz de alcanzar el peso de venta más rápido que el salmón convencional; sin embargo, esta afirmación no se ve respaldada por estudios científicos independientes, y la industria del salmón ha cuestionado abiertamente estos datos sobre la tasa de crecimiento, alegando que las variedades comerciales de salmón (no transgénico) que se crían normalmente crecen igual o más rápido que este salmón OMG de Aquabounty. Los documentos de autorización de la FDA incluyeron datos nuevos que, según la agencia, respondían a cualquier posible cuestión que quedase sobre estas tasas de crecimiento (ver página 111).

El gráfico de la FDA muestra que el salmón transgénico crece aproximadamente el doble de rápido que el salmón convencional, pero la presentación de la agencia resulta tremendamente engañosa, debido a los datos mal referenciados u omitidos.

El gráfico de la FDA no está comparando manzanas con manzanas, en este caso tasas de crecimiento de salmón transgénico y convencional criados en las mismas condiciones. Existe una serie de datos clave publicados en un borrador de evaluación de riesgos canadiense, que mostraba tasas de crecimiento bastante menos impactantes y que no se incluye en el gráfico de la FDA. (Puede compararse el gráfico canadiense en la página 19 con el de la FDA).

De hecho, el salmón transgénico crecía tan despacio que los científicos del gobierno canadiense destacaron su rendimiento poco constante, comentando "...No puede saberse si se debe a la diferencia en las condiciones ambientales...a efectos generacionales, o a una combinación de estos y otros factores." Su recomendación era que se realizasen ensayos adicionales.

Food & Water Watch envió toda esta información a la FDA en mayo de 2015. Cuando, en noviembre de ese año, la FDA autorizó el salmón transgénico, escribimos a la agencia comunicándoles que, aparentemente, no habían representado los datos de forma correcta. El viernes pasado la FDA envió una carta de respuesta a Food & Water Watch indicando que no habían visto la presentación canadiense de los datos y, como viene siendo habitual, que no haría declaraciones sobre las discrepancias existentes. Sin embargo, la FDA publicó una corrección parcial, eliminando parte del texto erróneo de la agencia pero dejando el mismo gráfico.

Por alguna razón la carta de la FDA aportaba a continuación datos no publicados hasta la fecha que, según la agencia, apoyaban la afirmación de que el salmón transgénico presentaba mayores tasas de crecimiento - pero que de hecho contribuyen a fortalecer la postura de que el salmón transgénico presenta tasas de crecimiento muy inferiores a lo publicitado. Los nuevos datos muestran que el salmón transgénico criado en las instalaciones panameñas de Aquabounty alcanzan los 134 gramos en unos seis meses, pero el documento de aprobación de la FDA hablaba de 261 gramos en las instalaciones canadienses. El salmón no transgénico crecía igual en ambos lugares, llegando a unos 75 gramos. Esto plantea algunas preguntas - una vez más - respecto a los problemas de la tecnología génica empleada por Aquabounty. ¿Qué hace que el salmón transgénico tenga un rendimiento tan inconsistente y tan bajo en instalaciones comerciales? ¿Cuánto se sabe realmente de este pez?

Puede que hayas notado que el salmón transgénico, de hecho, sí que crecía significativamente más rápido que el salmón convencional en estos dos ensayos (patrocinados por Aquabounty). Entre otras razones, esto se debe a que el salmón no transgénico de crecimiento lento utilizado en los estudios de Aquabounty no es representativo del salmón atlántico comercial que se utiliza generalmente en las explotaciones industriales, que ha sido seleccionado durante varias décadas y crece casi con total seguridad tan rápido o más que este salmón transgénico de Aquabounty. Esto hace que no resulte sorprendente que la industria del salmón haya rechazado el salmón transgénico de forma generalizada, declarando que no tienen intención de criarlo.

Los datos científicos, débiles y contradictorios, respecto a las tasas de crecimiento de Aquabounty, desafortunadamente, dan fe de los problemas que se encuentran en general en las revisiones regulatorias de la FDA. El pasado jueves, Food & Water Watch entregó, junto con otros grupos, una denuncia contra la FDA que busca revertir la autorización del salmón transgénico emitida por esta, debido a lo pobre de su evaluación científica del impacto ambiental.

Compártelo: