EEUU: sale a la venta la manzana cisgénica Arctic

Imagen:
Indi Samarajiva

La regulación de organismos modificados genéticamente en EEUU es más laxa que en la UE, y muchos productos aprobados allí no lo están en el resto del mundo. Este es el caso de la manzana Arctic, en la que se ha inactivado el gen que hace que se vuelva marrón después de cortarla en rodajas (debido a la oxidación). El objetivo es vender manzanas ya cortadas que puedan estar tres semanas en la estantería del supermercado y seguir pareciendo frescas sin añadir conservantes.

Los consumidores estadounidense no lo tendrán fácil para distinguir esta manzana de las demás, dado que la legislación de etiquetado de OMG en EEUU (a diferencia de la europea) no obliga a que se identifiquen en la etiqueta directamente los productos obtenidos mediante ingeniería genética: basta con utilizar un código QR que lleve a una página web en la que aparecerá esta y otra información sobre el producto, y al que no se puede acceder sin un smartphone. En la UE, si un producto contiene un ingrediente que proceda en más de un 0,9% de organismos modificados genéticamente (que pueden ser maíz, soja, colza o sus derivados) esta información estará escrita en la etiqueta, junto a la lista de ingredientes.

La manzana Arctic, aunque está modificada genéticamente, no es transgénica sino cisgénica (el principal gen transferido procede de otra manzana, aunque junto con elementos auxiliares que sí proceden de otras especies). Si quieres más información sobre por qué la cisgénesis comparte muchos de los riesgos de la transgénesis, puedes encontrarla aquí.

Al igual que otros productos modificados genéticamente, la manzana Arctic ha levantado polémica desde el primer momento, y, además de asociaciones ecologistas y de consumidores, varias empresas han declarado que no la utilizarán, tanto en EEUU como en Canadá.

La manzana Arctic se comercializará en unas pocas tiendas de EEUU a partir de febrero, pero no se prevé que su venta se extienda a otros países.

 

Título: 
Las manzanas transgénicas Arctic llegarán a los supermercados el mes que viene, sin un etiquetado claro
Origen: 
EcoWatch
Autor/a: 
Fecha: 
Jueves, 19 Enero, 2017

La primera manzana transgénica, diseñada para resistir el pardeamiento después de ser cortada, llegará el mes que viene a algunas tiendas del medio oeste estadounidense. Esta fruta, producida por Okanagan Specialty Fruits y comercializada con el nombre de Arctic Apples, se envasará en rodajas “listas para llevar”, según Capital Press.

La única forma que tendrá el cliente de saber que esta manzana está modificada genéticamente será escaneando el envase con un smartphone. La empresa se adhiere así a la nueva legislación estadounidense para el etiquetado de transgénicos, que permite a las empresas utilizar un código QR en lugar de un etiquetado claro que informe a los consumidores si un producto contiene ingredientes modificados genéticamente.

“La vamos a vender con la marca Arctic y hemos tenido mucha atención de los medios, así que supongo que la mayoría de la gente ya sabrá lo que es”, declaraba a Capital Press Neal Carter, fundador y presidente de Okanagan.

El producto de esta empresa puede identificarse por el logo, un copo de nieve dentro de la silueta de una manzana.

La polémica en torno a estas manzanas comenzaba en febrero de 2015, cuando el Departamento de Agricultura Estadounidense (USDA) aprobaba por primera vez un alimento modificado genéticamente con mejoras estéticas.

Para evitar el pardeamiento de las manzanas la empresa ha silenciado una enzima denominada polifenol oxidasa (PPO), encargada de la oxidación de la manzana. El beneficio de estas manzanas, según la empresa, es que reduce el desperdicio alimentario – en la actualidad se desperdicia el 40 por ciento de las manzanas, y mucho de ese desperdicio se debe a magulladuras o pardeamiento.

Como ocurre normalmente en el sector, la manzana Arctic no se oxida completamente hasta tres semanas después de haberse cortado, pero sin necesidad de utilizar los aditivos que se añaden normalmente, y que alteran el sabor del producto.

El ahorro de costes “puede ser enorme”, dijo Carter a NPR. “En estos momentos, el 35 o 40 por ciento del coste de cortar manzanas en rodajas y envasarlas viene del tratamiento antioxidante, con lo que podrías hacer que las rodajas de manzana fueran un 30 por ciento más baratas.”

Okanagan presume de que sus Arctic Goldens, la variedad que llegará el mes que viene a los supermercados, “ofrece el mismo valor nutricional que la manzana Golden Delicious convencional que ya conoces y adoras, pero aún mejor, ¡sobre todo con las rodajas libres de conservantes y listas para comer!”

La empresa prevé comercializar también en el futuro manzanas transgénicas de las variedades Granny Smith y Fuji, tras recibir la aprobación de la USDA. La USDA desregulaba la manzana transgénica Fuji el septiembre pasado, a pesar de recibir más de 620 comentarios de individuos y asociaciones de consumidores que se oponían a la variedad y en concreto y a los alimentos transgénicos en general, o a quienes les preocupaba la falta de un etiquetado claro de los productos transgénicos.

“No sólo es un producto innecesario, sino que no se han evaluado completamente los riesgos”, dice Wenonah Hauter, directora ejecutiva de Food & Water Watch.

Según Hauter, además, este fruto podría tener consecuencias no intencionadas.

“Las autoridades han descartado muy rápidamente otros posibles efectos no intencionados de esta tecnología, como el posible impacto económico en los agricultores, la posible contaminación de manzanos no transgénicos y ecológicos y el posible impacto de silenciar los genes del pardeamiento, lo que podría debilitar a su vez las defensas de la planta y su salud,” dijo.

Segun las declaraciones de Carter a Capital Press se han escogido estas tiendas del medio oeste para comercializar la manzana por primera vez este invierno debido a que eran las que mejor encajaban demográficamente.

Cuando le preguntaron si los consumidores del medio oeste podrían aceptar más fácilmente el que la manzana fuese transgénica de lo que lo harían en la costa este u oeste, Carter respondió que no era lo que indicaba el estudio de mercado, y que no era algo que tuvieran en cuenta.

“No queremos sesgar los resultados de nuestro estudio de mercado escogiendo tiendas que pudieran ser más favorables a la ingeniería genética,” dijo.

Diez tiendas del medio-oeste cuyo nombre se desconoce venderán durante los meses de febrero y marzo quinientas cajas de 20 kilos de Arctic Goldens. El objetivo de Okanagan es producir más de 6.000 cajas adicionales para comercializar en esta región después de la cosecha de otoño de 2017.

Compártelo: