EEUU: Varias empresas etiquetarán sus ingredientes transgénicos aunque no se apruebe una ley nacional

Imagen:
Britt Reints

Como publicábamos esta semana, el Senado estadounidense no ha aprobado la ley que habría impuesto un etiquetado no obligatorio de los ingredientes modificados genéticamente en los alimentos a nivel nacional. El 1 de julio entrará en vigor la ley que hará este etiquetado obligatorio para el estado de Vermont, y algunas grandes empresas han anunciado esta semana que aprovecharán para extender el etiquetado a todo el país.

La primera fue General Mills, que ha sido seguida por Kellogg's, Mars y ConAgra. Aunque se prevé que estas marcas seguirán utilizando ingredientes modificados genéticamente en sus productos, pasarán a etiquetarlos de una forma similar a la europea (es decir, indicando si más del 0,9% de alguno de sus ingredientes es transgénico).

Los movimientos sociales estadounidenses han celebrado el rechazo de esta ley, a la que han bautizado DARK Act, ya que buscan la aprobación de un estándar nacional de etiquetado obligatorio similar al existente en la Unión Europea.

Compártelo: