El gobierno ruso decide prohibir la producción de alimentos transgénicos

Imagen:
Mikhail Kryshen

El Viceprimer ministro ruso ha declarado recientemente ante los periodistas que el gobierno ha decidido prohibir los usos alimentarios de los OMG, pero no su uso en investigación o medicina. El cultivo de OMG en Rusia se ha reducido drásticamente en los últimos diez años.

Título: 
El gobierno ruso decide prohibir la producción de alimentos transgénicos
Origen: 
Russia Today
Autor/a: 
Russia Today
Fecha: 
Viernes, 18 Septiembre, 2015

Un miembro veterano del gobierno ruso declaró ante los periodistas que el gabinete había decidido que la producción alimentaria del país excluiría por completo la presencia de organismos modificados genéticamente o partes de estos.

"En lo que concierte a organismos modificados genéticamente, hemos decidido no utilizarlos en producción alimentaria," señaló el Viceprimer ministro Arkady Dvorkovich en una conferencia internacional sobre biotecnología en la ciudad rusa de Kirov.

Al mismo tiempo, el oficial hizo énfasis en que esta decisión no afectaría en absoluto al desarrollo de la ciencia, medicina y algunas otras áreas.

"Este no es un asunto sencillo, debemos trabajar muy cuidadosamente en dividir estas esferas y formar una base legal adecuada sobre la que trabajar," dijo.

En febrero de 2014, el Primer ministro ruso Dmitry Medvedev ordenó la creación de una base nacional de investigación sobre organismos modificados genéticamente que pudiese asesorar a las autoridades y permitir realizar movimientos legislativos y decisiones ejecutivas. Medvedev advirtió también que los productos modificados genéticamente no debían ser percibidos como "totalmente malignos", pero dijo que el gobierno no apoyaba su utilización en la industria alimentaria.

Al mismo tiempo, un grupo de miembros del Parlamento Europeo, respaldados por el mayor grupo parlamentario ruso, United Russia, redactó un documento que restringía severamente las importaciones de productos agrícolas modificados genéticamente, y prohibía completamente el cultivo en territorio ruso. Este borrador aún no ha sido aprobado por el Parlamento, pero más tarde en ese mismo año la Duma Estatal (cámara baja del Parlamento ruso) aprobó un paquete de medidas que imponían multas a aquellos negocios que vendieran productos con ingredientes modificados genéticamente sin un etiquetado adecuado.

Según las estadísticas oficiales, el porcentaje de OMG en la industria alimentaria rusa ha caído del 12 por ciento al 0,01 por ciento en los últimos diez años, y en la actualidad tan sólo existen 57 productos alimentarios registrados que contengan OMG en el país. La ley que regulará el registro de productos modificados genéticamente que puedan entrar en contacto con el medio ambiente entrará en vigor a mediados de 2017.

Compártelo: