Fusion-santo - Nueva Amenaza para la Soberanía Alimentaria

Imagen:
Denis de Mesmaeker

Si la Soberanía Alimentaria es el derecho a tomar decisiones sobre nuestra alimentación, el que esas decisiones se encuentren cada vez en menos manos es sin duda una mala noticia. Este artículo de ETC Group refleja quién se está casando con quién en el sector agroquímico y dónde están las claves para frenarlo.

Título: 
Fusion-santo - Nueva Amenaza para la Soberanía Alimentaria
Origen: 
ETC Group
Fecha: 
Miércoles, 23 Marzo, 2016

Tal y como ETC advirtió por primera vez en mayo1 del año pasado y de nuevo en febrero2 de este año, la presión de las dos fusiones entre los Seis Grandes Gigantes haría una tercera fusión inevitable. En los últimos días los medios de comunicación han informado de que Monsanto está negociando por separado con Bayer y BASF - los dos grandes gigantes alemanes del sector de suministros agrícolas. Mientras los reguladores anti-competencia siguen quejándose de los acuerdos entre DuPont y Dow, y entre Syngenta y Chem China, Monsanto necesita urgentemente emparejarse con alguien, con la esperanza de que si las autoridades dejan que se lleven a cabo las otras dos fusiones ya no podrán negarles la oportunidad de empatar.

Si las empresas se salen con la suya, las primeras etapas de la cadena alimentaria industrial (semillas, pesticidas) estarán en manos de sólo tres empresas. Si se consuman los matrimonios Dupont-Dow y Syngenta-Chem China, y Monsanto se fusiona con el área agrícola de Bayer, los tres controlarán más del 65% de las ventas mundiales de pesticidas, y casi el 61% de las ventas comerciales de semillas. Si en vez de eso Monsanto se une con BASF, los Tres Titánicos controlarán casi el 61% de los pesticidas y más del 57% de las semillas (ver gráfico más abajo).

De cualquier forma, será inevitable que haya una cuarta jugada. Sea quien sea a quien dejen en el altar (Bayer o BASF) esta tendrá que comprar o vender, dado que no le será posible enfrentarse a los Tres. Cualquiera de las dos opciones podría resultar irresistible para Deere & Co., o cualquier otra de las enormes empresas de maquinaria agrícola, que se encuentran en la mejor posición para terminar dominando todos los suministros agrícolas a nivel de explotación, desde las semillas y pesticidas hasta los fertilizantes, maquinaria, datos y seguros.
 
¿Entonces qué? Algunos observadores de la industria se preguntan si esta avalancha de fusiones supondrá una diferencia significativa para un sector que ya está fuertemente concentrado, y en el que los seis Gigantes Genéticos que han dominado el mercado de semilla y pesticidas en la última década ya tienen tantos proyectos en común y acuerdos de intercambio de patentes que ya mantienen un monopolio de facto.

Desde otra perspectiva, las organizaciones campesinas y por la agroecología ni compran semillas de estas empresas ni quieren sus pesticidas. Según estimaciones recientes3, al menos un 90% de las semillas cultivadas por el campesinado cada año provienen o bien de su propia cosecha o de intercambios con vecinos en mercados locales. Dado que es este campesinado quien alimenta al 70% de la población mundial, podría considerarse que las maquinaciones de las multinacionales no tienen gran importancia.
 
Motivos para preocuparse: Puede que las semillas comerciales sólo supongan un 10% del suministro de semillas del campesinado, pero las multinacionales ocupan prácticamente todo el tiempo de "cara a cara" con las autoridades. El comercio, las subvenciones, las leyes laborales, las patentes, la organización del territorio, la regulación sobre fitosanitarios, los gastos en infraestructuras y las políticas de marketing se diseñan a medida de los intereses de los grandes agronegocios y los 100 millones de explotaciones que dicen son sus clientes. Las 570 millones de familias campesinas4 que realmente alimentan al mundo sufren las consecuencias de estas políticas sesgadas - no como un ataque directo, sino como daños colaterales. Cuanto más concentrado esté el poder de lobby de la agricultura industrial, más destrucción a la Red Alimentaria Campesina y los sistemas alimentarios agroecológicos.

La amenaza no sólo es la concentración, sino también la integración. Cuando las empresas de pesticidas comenzaron a comprar a las semilleras en los años 70, al principio negaron que estuviera pasando y más tarde dijeron que estas sinergias resultaban beneficiosas. Cuatro décadas más tarde, la combinación de semillas y pesticidas ha hecho un daño enorme a la mejora vegetal. Los grandes gigantes agroquímicos se concentran fundamentalmente en unas pocos cultivos, producidos en masa para su comercialización en los mercados mundiales (maíz, soja, algodón, etc.) y diseñados fundamentalmente para tolerar sus productos patentados. El resultado ha sido un declive en la calidad de la mejora vegetal de las variedades convencionales y el aumento del uso de agroquímicos. El impacto resulta especialmente devastador para los agricultores que quieren salir de la espiral del uso de pesticidas - no pueden obtener otras semillas y no pueden escapar de la deriva de los pesticidas de sus vecinos.

Los legisladores - que no quisieron reconocer los impactos negativos del complejo semillero/químico - se enfrentarán ahora al siguiente nivel de integración. Los sectores de venta semillas y pesticidas resultan insignificantes al lado de las industrias de fertilizantes y maquinaria agrícola. El coloso de la maquinaria agrícola, Deere & Co., por sí solo, tiene un volumen de ventas equivalente a dos tercios del sector semillero al completo. Entre las tres principales empresas de tractores, que se reparten el 49% del mercado mundial, no sería difícil hacerse con las tres grandes empresas de semillas y pesticidas (con un nivel de concentración aún mayor).
Si los reguladores anti-competencia nacionales permiten las tres megafusiones del sector semillas-pesticidas, será difícil parar el efecto bola de nieve hacia las combinaciones con empresas de maquinaria o fertilizantes.
 
La Forma de Ganar: Las fusiones que están sobre la mesa no se decidirán en Washington ni en Bruselas, y no ganará el que tenga los abogados más caros. El éxito tiene más que ver con la política nacional y los beneficios de los accionistas.
 

Si se llevan a cabo las Tres MegaFusiones...


Picture_mergersScenarios_march24.jpg copy
Cuatro países (Brasil, China, India y Argentina) representan el 28% del mercado de pesticidas a nivel global. Esta es la parte del mercado que está creciendo. En general, el Sur global es más importante para el futuro del sector que Europa y Norteamérica. Si algunos de estos países bloquean la fusión a nivel doméstico, los accionistas vetarán las fusiones sin esperar a Washington o Bruselas. Prácticamente todas las naciones tienen una oficina de competencia o de vigilancia de la inversión extranjera, con pleno derecho para intervenir y bloquear estas fusiones dentro de sus fronteras. Esto puede suponer una disputa legal muy complicada o ser un acto de conveniencia política. ¿Quién es más probable que gane? Los políticos no pierden votos por enfrentarse al intrusismo de las multinacionales.

Cada país tiene también sus propias empresas nacionales, a las que les gustaría ver entrar en el panorama global. Permitir las megafusiones a nivel domésticos perjudicaría los intereses internacionales de estas empresas en el largo plazo.

Por otra parte, además, los oligopolios hacen subir los precios. A veces esto supone tener que aumentar las subvenciones gubernamentales. En cualquier caso, provoca dificultades y genera inestabilidad política en las regiones rurales.
Por último, los sectores altamente concentrados prefieren gastar el dinero en relaciones públicas que en I+D. Las fusiones matan la innovación. Simplemente no existe un incentivo comercial para innovar cuando ya tienes el control del mercado. Para alguien que apoya la agroecología, por supuesto, que una empresa de pesticidas sea innovadora resulta de tanta ayuda como el que una plaga se haga más inteligente. Sin embargo, cuanto más grandes se han hecho estas empresas, más han destruido la investigación pública que realmente resultaba innovadora. Si se bloquean las fusiones, el próximo paso consistiría en reconstruir un sistema de investigación realmente resiliente y guiado por el campesinado y los productores agroecológicos.
 
Conclusión: Entre los intereses propios y el instinto de auto-conservación de los gobiernos nacionales y la lucha por la Soberanía Alimentaria, estas megafusiones están lejos de ser tarea fácil. En los próximos meses, las manifestaciones políticas (no legales) y populares (no muy extensas), así como los debates en los medios de comunicación nacionales con los legisladores de cada país podrían asestar a los Gigantes Genéticos un golpe del que no se puedan recuperar. La lucha no está tanto en parar las fusiones como en desconfigurar el complejo químico/semillero. Si perdemos, la mayor integración de la industria hará que la lucha por la Soberanía Alimentaria resulte mucho más difícil

Más acción - Hablar con las Autoridades
Prácticamente todos los países tienen al menos una oficina que examina las fusiones comerciales que pudieran conducir a mercados no competitivos. La mayoría de países tienen también oficinas que vigilan la inversión extranjera o, en especial, las adqusiciones de empresas domésticas por parte de empresas extranjeras. Aunque es importante actuar en todos los países, a continuación se adjuntan datos de contacto para los cuatro países del Sur Global que suponen el 28% del mercado mundial de semillas.
 
Para más información sobre lo que se puede hacer como individuo u organización para desafiar estas fusiones en cada país, se nos puede contactar en etc@etcgroup.org utilizando como asunto: "More Information on Mega-Mergers Requested". Pronto publicaremos una hoja con acciones posibles en inglés, francés, castellano y portugués.

 

  • BRAZIL: Combate a Cartéis e Programa de Leniência Secretaria de Direito Econômico, Ministério da Justiça,  Conselho Administrativo de Defesa Econômica (CADE) 

Esplanada dos Ministérios, Bloco T
Edíficio Sede do Ministério da Justiça, 5º Andar, sala 552
Brasília - DF, CP 70064 - 900
Contato Email: cade@cade.gov.br, international@cade.gov.br

  • ARGENTINA: Comisión Nacional de Defensa de la Competencia Secretaría de Comercio, Ministerio de Economía y Finanzas Públicas

Av. Julio A. Roca 651 4to. piso, sector 16
CP1322 Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Rca. Argentina
Teléfonos: (+5411) 4349-3480/4097 4349-4104/4107 Fax: 4349-4125
Correo electrónico: cndc@mecon.gov.ar
 

  • CHINA: Anti-Monopoly Law NDRC: National Development and Reform Commission

38.S.Yuetan Street,Beijing China
Postcode:10082
Contact per email online only: http://www.ndrc.gov.cn/

 

  • INDIA: Competition Commission of India The Hindustan Times House

18-20, Kasturba Gandhi Marg,
New Delhi: 110001, India.
Telephone Number +91-11-234 734 00
Email: Sh. Ashok Chawla: cci-chairman@nci.in
Sh. Anil Vasishth: combination@cci.gov.in

 

Para más información:

Pat Mooneymooney@etcgroup.org, Tel: 613-241-2267
Silvia Ribeiro (Castellano)silvia@etcgroup.org
Joelle Deschambault (Francés)joelle@etcgroup.org
Joana Chelo (Portugués)joana@etcgroup.org

Ver también: ETC Group, Breaking Bad: Big Ag Mega-Mergers in Play, ETC Group Communiqué 115, December 2015. http://www.etcgroup.org/

  • 1. ETC Group, News Release: “Monsanto/Syngenta: From Gene Giants to Agribehemoths. 14 de mayo de 2015 http://www.etcgroup.org/
  • 2. ETC Group, News Release: “Sino-Genta? Joy of six head towards a “ménage à trois””, 6 de febrero de 2015. http://www.etcgroup.org/
  • 3. Shawn McGuire and Louise Sperling, “Seed systems smallholder farmers use”, Food Security, 18 de enero de 2016 DOI: 10.1007/s12571-015-0528-8
  • 4. Sarah K. Lowder, Jakob Skoet, Terri Raney et al., “The Number, Size and Distributions of Farms, Smallholder Farms, and Family Farms Worldwide”, World Development, FAO, Rome, Feburary 2016. http://www.fao.org/family-farming/detail/en/c/386784/

Compártelo: