Glifosato: la EFSA comparte los estudios "secretos" de la industria

Imagen:
Sarah Laval

Una de las principales razones por las que la EFSA y el IARC (la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer de la OMS) no se ponen de acuerdo respecto al glifosato es que el IARC basa su veredicto únicamente en información científica publicada, mientras que la EFSA utiliza también estudios confidenciales de la industria. Estos estudios no estaban disponibles ni siquiera para los científicos del IARC.

Al igual que en el caso de los transgénicos, de hecho, la EFSA no realiza sus propios experimentos para evaluar los pesticidas: es la empresa interesada en que se autorice un producto quien realiza los experimentos para después enviar a la EFSA los datos.

El mes pasado un grupo de europarlamentarios participó en una protesta para solicitar que los datos sobre estos productos estén accesibles al público general. La EFSA, que en principio era partidaria de una "sala secreta" similar a la utilizada en los documentos sobre el TTIP, accedió finalmente a compartir los documentos con estos europarlamentarios.

En esta semana la EFSA ha cumplido con su palabra y, efectivamente, ha enviado los datos, aunque está por ver si lo ha hecho en un formato de "sólo lectura" o en un formato editable con el que científicos independientes puedan realizar un nuevo análisis. Suponemos que en las próximas semanas recibiremos nuevas noticias al respecto.

Título: 
Glifosato: la EFSA compartirá los datos de los estudios realizados por la industria
Origen: 
GMWatch
Autor/a: 
Autor
Fecha: 
Sábado, 10 Diciembre, 2016

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha compartido los datos brutos utilizados para la evaluación a nivel europeo del pesticida glifosato. La información ha sido enviada al grupo de europarlamentarios que las solicitaron mediante mecanismos oficiales de acceso a la información.

Estos datos brutos corresponden a los estudios de genotoxicidad y carcinogenicidad utilizados para la evaluación del glifosato. En combinación con las Conclusiones de la EFSA y otros documentos (más de 6.000 páginas), la EFSA afirma que estos datos brutos aportan suficiente información para llevar a cabo un escrutinio independiente exhaustivo de la evaluación científica llevada a cabo por la UE.

El Tribunal Europeo de Justicia sentenciaba el pasado mes de noviembre que los análisis de seguridad llevados a cabo por las industrias químicas y utilizados por las autoridades para evaluar los peligros de los pesticidas debían poder ser consultados. Sin embargo, existía la preocupación de que un agujero legal presente en la sentencia permitiera a la industria mantener en secreto estudios especialmente importantes que estudiaban la toxicidad de ciertos productos en animales.

El que la EFSA publique estos estudios sugiere que no se está utilizando este agujero legal, al menos por parte de esta agencia.

Guilhem de Seze, Director del Departamento de Productos Regulados de la EFSA, afirmaba: "La EFSA mantiene un compromiso total con la transparencia en sus evaluaciones de riesgos y agradece esta oportunidad de mejorar la misma en el caso de la evaluación del glifosato."

El Dr. de Seze añadía: "La EFSA continúa aún su evaluación de los acontecimientos recientes en cuanto a la revelación de datos, pero mientras tanto nos complace que los datos que publicamos hoy cumplan con nuestro compromiso para con la transparencia y con el derecho de la población a acceder a la información mientras que nos permiten a su vez mantener nuestras obligaciones para con la protección de datos comercialmente sensibles."

Sin embargo, es muy improbable que los documentos que se han publicado hoy estén en formatos editables/copiables, lo que permitiría reanalizar los datos. Este reanálisis resulta vital para poder cerciorarse de que las conclusiones sobre la seguridad o toxicidad del glifosato extraídas por la industria y las autoridades son válidas.

Además, el que la EFSA comparta los datos con un grupo de personas que han solicitado acceder a ellos es un estándar que se queda corto si lo comparamos con la publicación proactiva de los datos de la industria en internet que solicitan tanto GMWatch como otras organizaciones. Sin embargo, puede considerarse un primer paso positivo.

Fuente: EFSA http://www.efsa.europa.eu/en/press/news/161209

Compártelo: