Intendenta de Malvinas toma distancia del caso Monsanto

Imagen:
Waterlat Gobacit

Las fuertes protestas contra la instalación en Malvinas de una planta procesadora de semilla de Monsanto han hecho que la gobernanza local decida desoir la decisión judicial y rechazar levantar la acampada de los vecinos.

Título: 
Intendenta de Malvinas toma distancia del caso Monsanto
Origen: 
La Voz
Autor/a: 
Autor
Fecha: 
Miércoles, 27 Enero, 2016

Lo que se proyectaba como una de las mayores inversiones privadas en la provincia de los últimos tiempos continúa con dificultades. Sucede que la instalación de la planta acondicionadora de semillas de maíz por parte de la empresa Monsanto en la localidad de Malvinas Argentinas, además de la presión de los ambientalistas, parece perder respaldo institucional por parte del municipio del departamento Colón.

A través de una carta, la intendenta de Malvinas Argentinas, Silvina González (quien sucedió a Daniel Arzani) se despegó de la decisión del fiscal Víctor Chiapero que ordenó desalojar el acampe que desde hace dos años bloquea el acceso al predio donde la empresa estadounidense pretende construir la planta.

Además de aclarar que el municipio no tiene injerencia en la medida del fiscal, por tratarse de una orden emanada desde el Poder Judicial, González asegura que su gestión tomará todas la medidas, dentro de su competencia, tendientes a garantizar la paz social de los vecinos.

“Es esta paz social nuestra prioridad por encima de cualquier otra circunstancia. Y por esto, toda decisión administrativa que se tome desde este Gobierno procederá en esa dirección, garantizando y preservando la tranquilidad que necesita cada una de las familias de Malvinas Argentinas para desarrollar plenamente sus vidas en esta ciudad”, precisa el contenido de la carta.

El lunes, González se había reunido con un grupo de activistas y concejales ambientalistas del municipio. Durante ese encuentro, la intendenta les manifestó que la presentación por parte de la empresa de un nuevo estudio de impacto ambiental es ilegal, según comentaron asistentes a la reunión.

El municipio de Malvinas Argentinas recordó que la instalación de Monsanto se encuentra “sin efecto conforme a la orden judicial dictada por el tribunal competente, sin perjuicio de las resoluciones administrativas dictadas por los distintos entes del Estado”. Bajo estas circunstancias –precisa la carta–, Monsanto no puede continuar con la obra civil.

Golpe de gracia

El Concejo Deliberante del municipio se apresta a analizar un proyecto presentado sobre el uso de suelo, una iniciativa que busca cerrar definitivamente la radicación de Monsanto en su ejido urbano. “Con la misma energía de siempre, seguiremos construyendo el futuro con la participación y el consenso de todos los que vivimos en Malvinas Argentinas, cuidando e incentivando el empleo sustentable que pueda garantizarnos la paz social y la tranquilidad de nuestros vecinos”, finaliza la carta.

Monsanto, por su parte, mantiene el interés por la planta. Sus directivos aseguran que trabajan en la elaboración de un nuevo estudio de impacto ambiental, para corregir los errores y omisiones de la presentación anterior, y que no tienen un plan alternativo en el caso de que la obra en Malvinas Argentina quede sin efecto.

Compártelo: