La OMS clasifica el 2,4-D como "posiblemente carcinogénico"

Imagen:
Natural England

Tres meses después de las sonadas declaraciones de la OMS sobre el glifosato, que han llevado a su retirada de las estanterías en algunas partes del mundo, el IARC (organismo dependiente de la OMS que realiza estudios sobre cáncer) ha emitido una nueva evaluación referente al 2,4-D, uno de los herbicidas más utilizados, declarándolo "posiblemente carcinogénico".

Esta noticia aparece tan sólo unos meses después del lanzamiento en EEUU, por parte de Dow Chemical, de nuevas variedades transgénicas de soja y maíz tolerantes a ambos herbicidas. La comercialización de cultivos tolerantes a varios herbicidas ha sido la respuesta de la industria ante la aparición masiva de malas hierbas resistentes al glifosato en grandes áreas del medio-oeste norteamericano, pese a que algunos expertos consideran que esta estrategia sólo conseguirá acelerar la aparición de nuevas resistencias.

Puesto que no tendría sentido cultivar esta semilla sin pretender utilizar estos agrotóxicos, es de esperar que continuar con la comercialización de estas variedades asegure la exposición de agricultores y consumidores a estos dos herbicidas. Pese a que existen indicios de que las combinaciones de agrotóxicos podrían tener un efecto sinérgico (es decir, en el que el daño total es mayor que la suma del daño que cada uno haría por separado), se sabe poco sobre los efectos para la salud derivados de una exposición simultánea a glifosato y 2,4-D.

El informe preliminar puede leerse aquí (acceso gratuito al registrarse).

Compártelo: