Venezuela aprueba una ley que prohíbe los transgénicos y protege la agricultura campesina

Imagen:
Alfredo Camacho - Biodiversity International

El pasado 23 de diciembre de 2015, la Asamblea Nacional de Venezuela aprobó una de las leyes más duras del mundo en cuanto a la regulación de los organismos modificados genéticamente. Esto ha ocurrido en el último día antes de que el relevo pase a la oposición.

La nueva ley prevé que se establezca un organismo central denominado el Sistema Nacional de Semillas, encargado de aplicar las sanciones correspondientes si no se cumple esta nueva legislación, centrándose en la protección de las semillas tradicionales, según teleSUR.

Los objetivos de esta nueva ley son:

1. Promover la transición de sistemas convencionales de producción basados en el monocultivo y el uso de agroquímicos y semillas patentadas a un sistema agroecológico que busque la conservación del medio ambiente a corto, medio y largo plazo, basándose en la agrobiodiversidad.

2. Promover la producción de las semillas necesarias para garantizar la producción nacional, con el objetivo de evitar la importación de semillas y conseguir la soberanía de la nación en este ámbito.

3. Promover la transición a una agricultura comunal y ecosocialista, para proteger la agrobiodiversidad mediante la producción de semilla local, campesina, indígena y afro-descendiente.

4. Revalorizar y re-legitimar los conocimientos locales, tradicionales y ancestrales, así como las prácticas de las comunidades campesinas, indígenas y afro-descendientes.

5. Prohibir la privatización de las semillas.

6. Orientar la organización y planificación de las políticas públicas en función de las distintas escalas de producción, diferenciando entre políticas dirigidas a la agricultura familiar o al policultivo a pequeña escala y las políticas dirigidas a los grandes productores.

Más información en: http://ecowatch.com/2016/01/05/venezuela-bans-gmos/

Compártelo: