Novedades

El cultivo transgénico más extendido con diferencia en todo el mundo ha sido la soja tolerante a glifosato. Estas plantas pueden ser rociadas con glifosato una vez crecidas y sobrevivir, de manera que se puede aplicar el herbicida y acabar con todas las malas hierbas sin matar al cultivo.

La Comisión Europea ha autorizado la importación de dos nuevos tipos de maíz transgénico y dos nuevos tipos de algodón transgénico, además de renovar la autorización para importar el maíz MON810.

Ecologistas en Acción manifiesta su repulsa ante la campaña de difamación y desprestigio emprendida por J. M. Mulet Salort, profesor de la Universidad de Valencia, aparentemente como parte de la promoción de su último libro.

Los productores de maíz alegan que la contaminación de cultivos ha dañado sus ventas a China. Este es el primero de varios juicios interpuestos ante la empresa debido a esta semilla. Los agricultores exigen en total más de 13.000 millones de dólares.
Las multinacionales como Monsanto tienen a su disposición recursos ilimitados de lobby con el que consiguen poder político. No sólo están representados en numerosos grupos de presión a todos los niveles, del local al global, sino que también contratan a un ejército de lobbistas mercenarios, financian a científicos para que hablen en su favor y venden una falsa imagen de responsabilidad medioambiental con campañas de «greenwashing» («lavado de cara» verde).