Mito 5.4: Los cultivos transgénicos Bt sólo afectan a las plagas objetivo y a otras plagas similares

Mito: Los cultivos transgénicos Bt sólo afectan a las plagas objetivo y a otras plagas similares

Realidad: Los cultivos transgénicos Bt no son específicos de una plaga, sino que afectan a un conjunto de organismos

El mito en unas líneas: 

Las toxinas Bt incorporadas en los cultivos transgénicos Bt no son específicas de las plagas objetivo y otras plagas similares, sino que pueden afectar negativamente a una serie de organismos no-objetivo, incluidos insectos beneficiosos que ayudan a proteger el cultivo, organismos beneficiosos del suelo y mamíferos.

Los promotores de la ingeniería genética afirman que los cultivos Bt tan sólo afectan a las plagas objetivo y a sus parientes cercanos. Las autoridades han aceptado esta afirmación sin cuestionársela, y han permitido la comercialización de los cultivos Bt con una vigilancia mínima. Sin embargo, los estudios científicos demuestran que esta afirmación es falsa.

Los cultivos Bt dañan organismos beneficiosos y organismos no-objetivo

Se ha observado que los cultivos transgénicos productores de insecticida Bt presentan efectos tóxicos sobre poblaciones de insectos no-objetivo cuando se comparan con parcelas cultivadas sin insecticida.[1] Algunos de los insectos no-objetivo que resultan perjudicados por los cultivos Bt son la mariposa monarca[2 3] y los papiliónidos,[4] así como depredadores de plagas como la mariquita[5 6] y la crisopa[7] (ver Mito 2.3).

Se ha observado que los cultivos Bt presentan más impactos negativos que positivos sobre los enemigos naturales de las plagas.[8] La toxina Bt afecta de forma negativa los comportamientos de aprendizaje de las abejas, interfiriendo con su capacidad para encontrar fuentes de néctar de las que alimentarse.

Los cultivos transgénicos que contienen toxinas Bt han provocado efectos tóxicos en mamíferos en estudios de alimentación en animales[10 11 12 13 14] (ver Mito 3.1).

Los cultivos transgénicos Bt afectan negativamente a los organismos del suelo

Los hongos micorrícicos benefician a las plantas al colonizar sus raíces, ya que facilitan la absorción de nutrientes, así como la resistencia a enfermedades y la tolerancia a la sequía. Un estudio que comparaba maíz Bt y no-Bt observó un nivel menor de colonización micorrícica en las raíces de plantas de maíz transgénico Bt. Los residuos de las plantas de maíz Bt, enterrados en el suelo durante la cosecha y que permanecieron mezclados con el suelo hasta cuatro meses, disminuían la respiración del suelo (producción de dióxido de carbono) alteraban significativamente las comunidades bacterianas y reducían la colonización micorrícica.[15] Otro estudio de campo sobre los residuos de maíz Bt enterrados en el suelo tras la cosecha confirmó que la toxina Bt resistía la descomposición y podía permanecer en el suelo durante meses.[16]

Los hongos micorrícicos arbusculares (HMA) son hongos beneficiosos que penetran las células de la raíz de la planta huésped. Se ha observado que el maíz transgénico Bt presenta una menor colonización de la raíz por parte de los HMA, en comparación con el maíz no transgénico.[18]

Los cultivos Bt dañan a los organismos acuáticos

Un estudio llevado a cabo en Indiana, EEUU, observó que el insecticida Bt procedente del maíz transgénico Bt estaba presente como contaminante en el 25% de las corrientes de agua analizadas.[19] La biomasa del maíz transgénico Bt es tóxica para los organismos acuáticos.[20] Las pulgas de agua (un organismo frecuentemente utilizado como bioindicador de toxicidad ambiental) alimentadas con maíz transgénico Bt mostraron efectos tóxicos entre los que se encontraban el aumento de la mortalidad y la disminución de la capacidad reproductiva.

Conclusión: 

Las toxinas Bt incorporadas en los cultivos transgénicos Bt no son específicas de las plagas objetivo y otras plagas similares, sino que pueden afectar negativamente a una serie de organismos no-objetivo, incluídos insectos beneficiosos que ayudan a proteger los cultivos, organismos beneficiosos del suelo y mamíferos.

Referencias: 

1. Marvier M, McCreedy C, Regetz J, Kareiva P. A meta-analysis of effects of Bt cotton and maize on nontarget invertebrates. Science. 2007;316:1475-7. doi:10.1126/science.1139208.

2. Losey JE, Rayor LS, Carter ME. Transgenic pollen harms monarch larvae. Nature. 1999;399:214. doi:10.1038/20338.

3. Jesse LCH, Obrycki JJ. Field deposition of Bt transgenic corn pollen: Lethal effects on the monarch butterfly. J Oecologia. 2000;125:241–248.

4. Lang A, Vojtech E. The effects of pollen consumption of transgenic Bt maize on the common swallowtail, Papilio machaon L. (Lepidoptera, Papilionidae). Basic Appl Ecol. 2006;7:296–306.

5 Schmidt JE, Braun CU, Whitehouse LP, Hilbeck A. Effects of activated Bt transgene products (Cry1Ab, Cry3Bb) on immature stages of the ladybird Adalia bipunctata in laboratory ecotoxicity testing. Arch Env Contam Toxicol. 2009;56(2):221-8. doi:10.1007/s00244-008-9191-9.

6. Hilbeck A, McMillan JM, Meier M, Humbel A, Schlaepfer-Miller J, Trtikova M. A controversy re-visited: Is the coccinellid Adalia bipunctata adversely affected by Bt toxins? Environ Sci Eur. 2012;24(10). doi:10.1186/2190-4715-24-10.

7. Hilbeck A, Moar WJ, Pusztai-Carey M, Filippini A, Bigler F. Prey-mediated effects of Cry1Ab toxin and protoxin and Cry2A protoxin on the predator Chrysoperla carnea. Entomol Exp Appl. 1999;91:305–316.

8. Lövei GL, Arpaia S. The impact of transgenic plants on natural enemies: A critical review of laboratory studies. Entomol Exp Appl. 2005;114:1–14. doi:10.1111/j.0013-8703.2005.00235.x.

9. Ramirez-Romero R, Desneux N, Decourtye A, Chaffiol A, Pham-Delègue MH. Does Cry1Ab protein affect learning performances of the honey bee Apis mellifera L. (Hymenoptera, Apidae)? Ecotoxicol Environ Saf. 2008;70:327–333.

10. De Vendomois JS, Roullier F, Cellier D, Séralini GE. A comparison of the effects of three GM corn varieties on mammalian health. Int J Biol Sci. 2009;5:706–26.

11. Gab-Alla AA, El-Shamei ZS, Shatta AA, Moussa EA, Rayan AM. Morphological and biochemical changes in male rats fed on genetically modified corn (Ajeeb YG). J Am Sci. 2012;8(9):1117–1123.

12. El-Shamei ZS, Gab-Alla AA, Shatta AA, Moussa EA, Rayan AM. Histopathological changes in some organs of male rats fed on genetically modified corn (Ajeeb YG). J Am Sci. 2012;8(10):684–696.

13. Séralini GE, Clair E, Mesnage R, et al. [RETIRADO:] Long term toxicity of a Roundup herbicide and a Roundup-tolerant genetically modified maize. Food Chem Toxicol. 2012;50:4221-4231.

14. Séralini GE, Mesnage R, Clair E, Gress S, de Vendômois JS, Cellier D. Genetically modified crops safety assessments: Present limits and possible improvements. Environ Sci Eur. 2011;23. doi:10.1186/2190-4715-23-10.

15. Castaldini M, Turrini A, Sbrana C, et al. Impact of Bt corn on rhizospheric and soil eubacterial communities and on beneficial mycorrhizal symbiosis in experimental microcosms. Appl Env Microbiol. 2005;71:6719-29. doi:10.1128/AEM.71.11.6719-6729.2005.

16. Zwahlen C, Hilbeck A, Gugerli P, Nentwig W. Degradation of the Cry1Ab protein within transgenic Bacillus thuringiensis corn tissue in the field. Mol Ecol. 2003;12:765-75.

17. Cheeke TE, Pace BA, Rosenstiel TN, Cruzan MB. The influence of fertilizer level and spore density on arbuscular mycorrhizal colonization of transgenic Bt 11 maize (Zea mays) in experimental microcosms. FEMS Microbiol Ecol. 2011;75:304-12. doi:10.1111/j.1574-6941.2010.01013.x.

18. Cheeke TE, Rosenstiel TN, Cruzan MB. Evidence of reduced arbuscular mycorrhizal fungal colonization in multiple lines of Bt maize. Am J Bot. 2012;99:700–707. doi:10.3732/ajb.1100529.

19. Tank JL, Rosi-Marshall EJ, Royer TV, et al. Occurrence of maize detritus and a transgenic insecticidal protein (Cry1Ab) within the stream network of an agricultural landscape. PNAS. 2010. doi:10.1073/pnas.1006925107.

20. Rosi-Marshall EJ, Tank JL, Royer TV, et al. Toxins in transgenic crop byproducts may affect headwater stream ecosystems. Proc Natl Acad Sci USA. 2007;104:16204-8. doi:10.1073/pnas.0707177104.

21. Bøhn T, Traavik T, Primicerio R. Demographic responses of Daphnia magna fed transgenic Bt-maize. Ecotoxicology. 2010;19:419-30. doi:10.1007/s10646-009-0427-x.

Compártelo: