Mito 5.7: Los cultivos transgénicos favorecen la biodiversidad

Mito: Los cultivos transgénicos favorecen la biodiversidad

Realidad: Los herbicidas utilizados junto a los cultivos transgénicos perjudican la biodiversidad

El mito en unas líneas: 

El estudio financiado por el gobierno británico denominado Farm Scale Evaluations (FSEs) se centraba en los efectos sobre la fauna silvestre en parcelas agrícolas de cuatro cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas, en comparación con cultivos no transgénicos en los que se aplicaban productos químicos de forma intensiva.

Los resultados para la remolacha azucarera y la colza mostraban que la gestión de los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas reducía la presencia de malas hierbas y sus semillas y por tanto dañaba la fauna silvestre de los terrenos de cultivo.

En el maíz, los resultados sugerían que la gestión del cultivo transgénico resultaba más beneficiosa para la fauna silvestre que la gestión convencional intensiva en el uso de productos químicos. Sin embargo, el control convencional utilizaba el herbicida tóxico atrazina, que fue prohibido en Europa antes de que fueran publicados los resultados del FSE.

La conclusión de los FSEs fueron que todos menos uno de los cultivos transgénicos analizados resultaban más perjudiciales para la biodiversidad que los cultivos no transgénicos gestionados con un uso intensivo de productos químicos. Como consecuencia de esto, no se autorizó la comercialización de ningún cultivo transgénico en Reino Unido

A finales de los años 90 en Reino Unido, surgió la preocupación de que el uso de cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas pudiera suponer un impacto indirecto sobre la biodiversidad de los terrenos de cultivo debido a la reducción de malas hierbas en las parcelas arables y sus márgenes. Algunas aves relacionadas con este tipo de terrenos, como la alondra, ya se habían visto severamente afectadas por la producción agrícola intensiva.

A principios de la década de los 2000, el gobierno británico decidió financiar evaluaciones en campo abierto (los Farm Scale Evaluations o FSEs) para analizar los efectos de la gestión de cultivos transgénicos en comparación con la gestión de cultivos no transgénicos intensiva en el uso de productos químicos. Para esto, se reunió a una serie de centros de investigación para que llevaran a cabo un estudio de cuatro años. Se cultivaron las siguientes variedades transgénicas:

  • Remolacha azucarera y forrajera Roundup Ready

  • Colza de invierno (canola) tolerante al glufosinato de amonio

  • Colza de primavera tolerante al glufosinato de amonio

  • Maíz forrajero tolerante al glufosinato de amonio (en el que la cosecha al completo se ensiló y se utilizó para la alimentación de ganado vacuno).[1]

Los investigadores observaron si los cambios en la gestión de la vegetación espontánea asociados a los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas reducían los niveles de malas hierbas y entrañaban impactos más amplios sobre la fauna silvestre de los terrenos de cultivo.[1] No se estudiaron los efectos tóxicos directos de los herbicidas sobre la fauna silvestre.

Cada parcela se dividía en dos mitades, una plantada con una variedad no transgénica gestionada según las prácticas habituales del agricultor, y la otra mitad plantada con una variedad transgénica tolerante a herbicidas.

Los resultados en la remolacha y la colza sugerían que la gestión de cultivos transgénicos tolerantes a herbicida reducía significativamente las malas hierbas y sus semillas y, por tanto, perjudicaba aún más a la fauna silvestre.[1 2 3 4 5 6 7 8 9]

En el caso del maíz, los resultados señalaban que la gestión del cultivo transgénico tolerante a herbicidas resultaba más beneficioso para la fauna silvestre que la gestión convencional intensiva en productos químicos.[1 2 3 4 5 6 7 8 9] Sin embargo, esto se debía a que el control convencional de la vegetación espontánea se basaba en la utilización de un herbicida altamente tóxico, la atrazina. El uso de atrazina fue prohibido en Europa antes de que se publicaran los resultados de los FSEs.

Habría resultado más útil comparar el maíz transgénico tolerante a herbicidas con un maíz cultivado según un modelo de gestión ecológica o de control integrado de plagas (CIP), que elimina o reduce el uso de herbicidas. En la UE, esta no es una idea puramente idealista. Una Directiva Europea de 2009 solicita a los estados miembros que implementen planes nacionales para adoptar la gestión integrada de plagas y otros enfoques alternativos para la reducción del uso de pesticidas.

Tras la publicación de los resultados de los FSEs, el gobierno británico anunció su rechazo a la aprobación del cultivo comercial de colza o remolacha transgénicas, aunque sí aprobaría el maíz transgénico tolerante a glufosinato, conocido como Chardon LL. Sin embargo, al cabo de unas pocas semanas, la empresa propietaria de la variedad, Bayer (anteriormente Aventis) anunció que no iba a comercializar esta variedad de maíz transgénico en el país, con lo que finalmente no se autorizó el cultivo de ninguna variedad transgénica en Reino Unido.[10]

"La comercialización de remolacha o colza transgénica podría ser desastrosa para las aves. El gobierno está concienciado con la necesidad de revertir la reducción en las poblaciones de aves, y ha prometido prohibir los cultivos transgénicos si resultan perjudiciales para el medio ambiente. Los FSE demuestran que dos cultivos transgénicos perjudican al medio ambiente y ahora los ministros no tienen otra opción que rechazar su aprobación."

– Dr Mark Avery, director de conservación en la Real Sociedad Británica para la Protección de las Aves (RSPB) y miembro del Science Review Panel del gobierno británico[12]

Conclusión: 

El resultado global de los FSE señaló que la gestión de todos excepto uno de los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas evaluados resultaba más perjudicial para la fauna silvestre de los terrenos de cultivo que la gestión de cultivos no transgénicos bajo un régimen de uso intensivo de productos químicos. El maíz transgénico sólo se consideró mejor para la fauna silvestre debido a que el comparador no transgénico utilizado había sido cultivado con atrazina, un herbicida altamente tóxico.

Referencias: 

1. DEFRA. Managing GM crops with herbicides: Effects on farmland wildlife. Farmscale Evaluations Research Consortium and the Scientific Steering Committee; 2005. Disponible en: http://bit.ly/P8ocOW.

2. Hawes C, Haughton AJ, Osborne JL, et al. Responses of plants and invertebrate trophic groups to contrasting herbicide regimes in the Farm Scale Evaluations of genetically modified herbicide-tolerant crops. Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci. 2003;358:1899-913. doi:10.1098/rstb.2003.1406.

3. Roy DB, Bohan DA, Haughton AJ, et al. Invertebrates and vegetation of field margins adjacent to crops subject to contrasting herbicide regimes in the Farm Scale Evaluations of genetically modified herbicide-tolerant crops. Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci. 2003;358:1879-98. doi:10.1098/rstb.2003.1404.

4. Brooks DR, Bohan DA, Champion GT, et al. Invertebrate responses to the management of genetically modified herbicide-tolerant and conventional spring crops. I. Soil-surface-active invertebrates. Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci. 2003;358:1847-62. doi:10.1098/rstb.2003.1407.

5 Heard MS, Hawes C, Champion GT, et al. Weeds in fields with contrasting conventional and genetically modified herbicide-tolerant crops. II. Effects on individual species. Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci. 2003;358:1833-46. doi:10.1098/rstb.2003.1401.

6. Firbank LG. Introduction: The farm scale evaluations of spring-sown genetically modified crops. Phil Trans R Soc Lond. 2003;358:1777–1778.

7. Bohan DA, Boffey CW, Brooks DR, et al. Effects on weed and invertebrate abundance and diversity of herbicide management in genetically modified herbicide-tolerant winter-sown oilseed rape. Proc Biol Sci. 2005;272:463-74. doi:10.1098/rspb.2004.3049.

8. BBC News. Q&A: GM farm-scale trials. http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/3194574.stm. Publicado el 9 de marzo de 2004.

9. Amos J. GM study shows potential “harm.” BBC News. http://news.bbc.co.uk/1/hi/sci/tech/4368495.stm. Publicado el 21 de marzo de 2005.

10. Amigos de la Tierra. Press briefing: Government to publish the final results of the farm scale evaluations of genetically modified crops: Winter oilseed rape. Londres, Reino Unido; 2004. Disponible en: http://www.foe.co.uk/sites/default/files/downloads/government_to_publish_the.pdf.

11. Parlamento y Consejo Europeo. Directiva 2009/128/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de octubre de 2009 , por la que se establece el marco de la actuación comunitaria para conseguir un uso sostenible de los plaguicidas. Off J Eur Union. 2009:71–84. Disponible en: http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/HTML/?uri=CELEX:32009L0128&from=ES

12. Brown A, Ross T. Two GM crops are “worse for wildlife.” The Independent (UK). http://www.mindfully.org/GE/2003/Trials-Threat-Wildlife16oct03.htm. Publicado el 16 de octubre de 2003.

Compártelo: